Una casa de cuento

PHOTO_09-A.jpg

Egue y Seta ha terminado recientemente la reforma de esta vivienda situada en Madrid. La transformación ha sido total y el resultado, como ocurre siempre en sus proyectos, sorprendente. Amplitud de espacios, mucha luz y estancias de las que sus dueños -una joven pareja con dos hijos, todos muy aficionados a la lectura- no querrán abandonar tan fácilmente.La vivienda, de 170 m², tiene tres plantas rectangulares que se escalonan y que van reduciendo su superficie en los niveles superiores, hasta llegar a la biblioteca, a doble altura, rematada con un tejado a dos aguas.


Relacionado: Renovación con estilo en un piso en Barcelona por Egue y Seta
PHOTO_08 APHOTO_03 AAccedemos a la casa por un patio delantero que hace las funciones de jardín y que rodea la vivienda por el lateral hasta llegar a un terraza con piscina. Dos puertas correderas de cristal nos introducen en el corazón de la planta baja, en el salón, que contiene una gran biblioteca de madera maciza repleta de libros y de historias. Las paredes están pintadas en color gris mármol claro, que consigue gran luminosidad y al mismo tiempo aporta calidez a la estancia. Un chester de piel marrón acapara las miradas y hace que la lectura sea más cómoda. Le acompañan unas butacas de los años 50. El pavimento es de madera de roble y se ha usado el mismo en toda la vivienda.PHOTO_13PHOTO_15PHOTO_14PHOTO_16 APHOTO_12 AA pocos pasos está el comedor y la cocina. La idea era hacer un espacio abierto pero independiente. En el comedor destaca una mesa de granja del siglo XIX, rodeada de sillas obtenidas en un anticuario. Las lámparas usadas son Rothschild.La cocina también es singular. Muebles blancos de líneas sencillas y limpias que se combinan con el suelo de hormigón y la mesa de madera. También en esta planta está situado un pequeño despacho.Subiendo a la primera planta, y para enfatizar el espacio a doble altura, nos topamos con una estupenda lámpara que protagoniza el espacio.El dormitorio infantil tiene una litera de madera con forma de casita para los hijos de la pareja. El baño correspondiente tiene un lavabo metálico Koholer con un particular aire retro. El suelo es de microcemento gris.
Relacionado: Egue y Seta: un loft de estilo industrial en Benicassim
PHOTO_25PHOTO_19PHOTO_20PHOTO_23 APHOTO_22PHOTO_25aPHOTO_27 APHOTO_29 APHOTO_36PHOTO_37El dormitorio principal es muy luminoso y tiene una decoración sencilla y cálida, rematado con un lucernario en el techo. El baño de esta habitación es amplio y también con mucha luz. Las encimeras son de microcemento blanco y los lavabos tienen forma de bol.En la última planta de la casa encontramos un salón multifunción y divertido que sirve para reuniones de amigos, cuarto de invitados, juegos o -como no- para poder leer alguno de los muchos libros y cuentos que contiene su biblioteca, el autentico tesoro de esta vivienda.PHOTO_33PHOTO_30PHOTO_31Esta es la galería de imágenes de cómo era la vivienda antes de que la magia de Egue y Seta la transformase.[gallery type="rectangular" link="none" size="full" ids="25269,25270,25271,25272,25273,25274"]*Fotografías: VICUGO FOTO (cedidas por Egue y Seta para su uso).[etbloominline optinid=optin4]