Un viejo piso muy nuevo

Nook Architects tiene soluciones arquitectonicas y de interiorismo que, al menos para mí, no pasan desapercibidas (ya lo han demostrado en varias ocasiones) y creo que mucha gente tiene los ojos puestos en ellos por lo bien que hacen su trabajo.El piso que hoy he elegido está en el ensanche barcelonés. Sus dueños querían que fuese el comienzo de su vida familiar y profesional y, por ese motivo, tenían muy claro cuáles eran los requisitos que querían: techos altos, ventanales en fachada que aportasen luz, suelos hidráulicos originales.

El piso estaba muy compartimentado y había que transformar los espacios para que fuesen amplios y luminosos, como querían la familia. Además, como la dueña trabaja en casa, necesitaba un lugar de trabajo con cierta intimidad pero no completamente aislado del resto de la vivienda.

Se tiraron tabiques y separaciones innecesarias y se llevó a cabo una zonificación de espacios acorde con lo que se quería. Se procuró poner cierto orden y para ello se buscó que el pasillo hiciese la función de eje de la vivienda, consiguiendo que el dormitorio principal con su baño y los otros dos dormitorios y el baño secundario participasen del espacio del resto de la casa.

La cocina está integrada a la perfección con el comedor y con la zona de estar en un gran espacio con tres ventanales por los que entra abundante luz.

El suelo, de baldosas hidráulicas, se encontraba cubierto por una entarimado más o menos reciente que se retiró para recuperar todo su encanto original. Aunque las baldosas no estaban en perfectas condiciones, se consiguió restaurar gran parte y, en el resto, se optó por cubrirlo con microcemento y madera.

Con esta intervención Nook Architects supo convertir un antiguo piso compartimentado a las nuevas necesidades de sus propietarios, que querían un lugar para sentar las bases de su futuro familiar.

Puedes echar un vistazo a este otro proyecto de Nook Architects en el blog.

*Fotografías: nieve | Productora Audiovisual